Sede Las Aguas

Por Artesanías de Colombia, Siart

Sede Las Aguas Artesanías de Colombia
Sede Las Aguas - Imagen: Artesanías de Colombia

Claustro de Las Aguas: historia y tradición
No hay mejor sitio para la artesanía colombiana, que un lugar que ha venido guardando historias, leyendas y testimonios nacionales en sus paredes. El Claustro de Las Aguas, sede actual de Artesanías de Colombia S.A., es una clara muestra de ello.
Esta edificación fue declarada Monumento Histórico y Patrimonio de la Nación por su importancia en la construcción de memoria de Bogotá y fue adquirida por Artesanías de Colombia hace más de cuatro décadas.

Claustro de Las Aguas: historia y tradición

No hay mejor sitio para la artesanía colombiana que un lugar cuyas paredes resguardan historias, leyendas y testimonios nacionales. El Claustro de Las Aguas es una clara muestra de ello.

Esta edificación fue declarada Monumento Histórico y Patrimonio de la Nación por su importancia en la construcción de memoria de Bogotá y fue adquirida por Artesanías de Colombia hace más de cuatro décadas.

En sus comienzos, el claustro fue usado como Ermita por el Arzobispo Fray Cristóbal de Torres, quien buscó que en el lugar se rindiera un culto especial a la Virgen del Rosario de las Aguas. Para lograrlo, el Arzobispo invitó a una congregación para que se instalara pero poco tiempo después, los monjes abandonaron el sitio dejándolo solo en su empresa.

Desilusionado por su fracaso, Fray Cristóbal decidió donar la edificación a los padres dominicos el 12 de septiembre de 1665, quienes la habitaron por diez años sin aportar a su restauración; durante esta época, los vecinos talaron árboles existentes para hacerlos leña, el terreno se usó como baldío para mulas y gran parte de los ladrillos originales de la edificación se perdieron.

La situación llegó a oídos del Bachiller y Presbiterio Juan Cortina Valero, primer propietario del claustro y quien lo usó como Oratorio privado. Al enterarse, Cortina se sintió engañado y acudió a la Santa Sede para recuperar la edificación.

Tras una apelación por parte de los dominicos ante la sentencia de la Santa Sede y de la muerte de Juan Cortina Valero y de su apoderado legal, los dominicos recuperaron el claustro y lo habitaron por 112 años más.

En 1802, ante la creciente epidemia de viruela que azotaba la ciudad, los dominicos permitieron que el lugar se usara como hospital de enfermos. Entre 1854 y 1860, durante las revoluciones, el claustro pasó a ser hospital militar y posteriormente, hospital civil de la Sociedad San Vicente de Paul.

Refugio para niños

El Padre Tomás Escobar dirigió una escuela para niños de acomodada posición económica, entre los que estuvo el poeta colombiano José Asunción Silva. El claustro también sirvió para refugiar niños huérfanos y pobres, ya que fue sede del Orfelinato del Niño Jesús de Praga.

A principio del siglo XX, este lugar albergó escuelas de música, centros culturales y entidades gremiales y sociales.

Ubicación

Esta sede de Artesanías de Colombia se encuentra en la Carrera 2 #18A - 58, en pleno centro de la capital colombiana, a la derecha de la Iglesia de las Aguas. Actualmente, el Claustro de Las Aguas se encuentra en proceso de restauración.

Contáctenos