14 años de artesanía

que resiste e inspira una cultura de paz

APV

Programa de Atención a Población Víctima y Vulnerable

Somos un viaje a la tradición, un encuentro de saberes ancestrales. Somos la voz de los territorios.

Somos maestros artesanos provenientes de comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas. Habitamos en diferentes rincones del país, desempeñamos oficios como la cestería, la talla en madera, la joyería, la alfarería y la tejeduría en chaquira (entre muchos otros).

Expresamos nuestra creatividad y la cultura de nuestros pueblos mediante la belleza y utilidad de objetos elaborados casi siempre a partir de materias primas naturales.

Nuestras comunidades han sido fuertemente golpeadas por la violencia. Sin embargo, gracias al apoyo de Artesanías de Colombia, a través del programa de Atención a Población Víctima y Vulnerable estamos sembrando paz mediante la construcción de una alternativa de vida y de sustento a través de nuestra labor artesanal.

Somos maestros artesanos provenientes de comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas. Habitamos en diferentes rincones del país, desempeñamos oficios como la cestería, la talla en madera, la joyería, la alfarería y la tejeduría en chaquira (entre muchos otros).

Expresamos nuestra creatividad y la cultura de nuestros pueblos mediante la belleza y utilidad de objetos elaborados casi siempre a partir de materias primas naturales.

Nuestras comunidades han sido fuertemente golpeadas por la violencia. Sin embargo, gracias al apoyo de Artesanías de Colombia, a través del programa de Atención a Población Desplazada y Vulnerable estamos sembrando paz mediante la construcción de una alternativa de vida y de sustento a través de nuestra labor artesanal.

Artesanías de Colombia y su programa APV extienden un saludo fraterno a las comunidades que han hecho posible este proyecto:

hermanos y hermanas afrocolombianos, mestizos, emberás, nasas, awás, zenúes, rromes, kamentzás, kancuamos, ingas, raizales, ticunas, uitotos, wounaanes, eperara siapidaras…

 

¡Gracias!

14 AÑOS NO SON SUFICIENTES
para contar todas nuestras

Historias

14 AÑOS DE TRABAJO EN IMÁGENES

2006

-

2019

2006 – 2019