Colombia Artesanal: objetos rituales, barca de los espíritus - Artesanías de Colombia

Colombia Artesanal: objetos rituales, barca de los espíritus

Por Artesanías de Colombia Monday, September 12, 2016

Con la barca de los espíritus, continuamos conociendo más de los objetos rituales que hacen parte de las tradiciones y actividades ancestrales de nuestras comunidades indígenas.

Barca de los espíritus
Barca de los espíritus - Imagen: Artesanías de Colombia

La barca de los espíritus es un objeto ritual de la etnia Wounaan, tallado en madera de balso por un Jaibaná (líder espiritual), para hacer frente a la desgracia, la enfermedad y la muerte. En este material se tallan tripulantes conocidos como “páchaidáma”, que representan personas y animales que protegen al Jaibaná, encerrando en cada detalle de sus figuras y pintas, los saberes ancestrales de la cosmovisión Wounaan.

Cada Jaibaná elige a los tripulantes de su barca a lo largo de su formación, haciendo de cada una de ellas, objetos irrepetibles y con significado único. En el proceso de aprendizaje, el iniciado es guiado en sueños por su maestro para abrir el canal que le permitirá conversar con los espíritus o “Jais”.
Las barcas son adornadas con pintas en negro (que provienen de la mata de jagua) y rojo (que provienen del achiote) sobre el blanco fondo del balso. Estos dos colores imprimen las fuerzas del bien y el mal, plasmando los saberes ancestrales de esta cultura.
La barca junto al bastón de mando, son entregados al aprendiz de Jaibaná por parte de su maestro, consagrándolo como sabio de la comunidad y curandero. En este acto, el nuevo Jaibaná recibe el poder de sus ancestros tutelares que le ayudarán a luchar contra la desgracia, la enfermedad y la muerte.
Ahora el Jaibaná protegerá a su pueblo a través de su intermediación con los Jais de animales y plantas. Sin embargo, así como él cuida y resguarda, también puede usar estas fuerzas de forma negativa.
Los  Wounaan
Esta etnia se ubica entre los departamentos del Chocó y el Valle del Cauca, sobre las cuencas baja y media del río San Juan (municipio litoral del San Juan), hasta la serranía Wounaan, al norte, y Bahía Málaga al sur (municipio de Buenaventura). 
Algunas comunidades Wounaan habitan igualmente en el bajo río Atrato y en otras zonas cercanas a los límites entre Colombia y Panamá. La primera referencia escrita de este pueblo data del siglo XVI, cuando los conquistadores europeos llegaron al Urabá chocoano, conocido con el nombre de Darién, habitado por indígenas Kunas, Chocoes, Noanamaes (Emberás y Wounaan).
Cosmovisión
Cuentan los Wounaan  que a ellos los creó “Êwandam”, el hijo del creador del mundo Maach Aai Pomaam. Al sentirse solo en las playas del Baudó, su padre le dijo que hiciera gente para poblar el lugar. 
Primero intentó hacerlo en chonta pero era muy dura. Luego los hizo en balso pero era muy blando y se descomponía rápido. Entonces, tomó barro y al ver que era fácil de moldear, fabricó millares de muñecos semejantes a él. Al día siguiente, su padre los convirtió en seres humanos.
En su universo, la cosmovisión de los Wounaan contempla cuatro mundos, los cuales están ordenados desde los niveles superiores donde permanecen sus dioses y llegan las almas de algunas personas, hasta los inferiores donde viven los Wounaan, los animales del monte y del agua, los árboles, las palmas y otras plantas silvestres, los cultivos, otras gentes y seres entre los que están diferentes espíritus.
En nuestra Colombia Artesanal seguiremos descubriendo la forma en la que los símbolos que contienen piezas como la barca de los espíritus, guardan mensajes, historias, mitos y costumbres que permanecen en el tiempo gracias a los oficios artesanales que con dedicación practican las comunidades del país.La barca de los espíritus es un objeto ritual de la etnia Wounaan, tallado en madera de balso por un Jaibaná (líder espiritual), para hacer frente a la desgracia, la enfermedad y la muerte. En este material se tallan tripulantes conocidos como “páchaidáma”, que representan personas y animales que protegen al Jaibaná, encerrando en cada detalle de sus figuras y pintas, los saberes ancestrales de la cosmovisión Wounaan.

Cada Jaibaná elige a los tripulantes de su barca a lo largo de su formación, haciendo de cada una de ellas, objetos irrepetibles y con significado único. En el proceso de aprendizaje, el iniciado es guiado en sueños por su maestro para abrir el canal que le permitirá conversar con los espíritus o “Jais”.

Las barcas son adornadas con pintas en negro (que provienen de la mata de jagua) y rojo (que provienen del achiote) sobre el blanco fondo del balso. Estos dos colores imprimen las fuerzas del bien y el mal, plasmando los saberes ancestrales de esta cultura.

La barca junto al bastón de mando, son entregados al aprendiz de Jaibaná por parte de su maestro, consagrándolo como sabio de la comunidad y curandero. En este acto, el nuevo Jaibaná recibe el poder de sus ancestros tutelares que le ayudarán a luchar contra la desgracia, la enfermedad y la muerte.

Ahora el Jaibaná protegerá a su pueblo a través de su intermediación con los Jais de animales y plantas. Sin embargo, así como él cuida y resguarda, también puede usar estas fuerzas de forma negativa.

Los  Wounaan

Esta etnia se ubica entre los departamentos del Chocó y el Valle del Cauca, sobre las cuencas baja y media del río San Juan (municipio litoral del San Juan), hasta la serranía Wounaan, al norte, y Bahía Málaga al sur (municipio de Buenaventura). 

Algunas comunidades Wounaan habitan igualmente en el bajo río Atrato y en otras zonas cercanas a los límites entre Colombia y Panamá. La primera referencia escrita de este pueblo data del siglo XVI, cuando los conquistadores europeos llegaron al Urabá chocoano, conocido con el nombre de Darién, habitado por indígenas Kunas, Chocoes, Noanamaes (Emberás y Wounaan).

Cosmovisión

Cuentan los Wounaan  que a ellos los creó “Êwandam”, el hijo del creador del mundo Maach Aai Pomaam. Al sentirse solo en las playas del Baudó, su padre le dijo que hiciera gente para poblar el lugar. 

Primero intentó hacerlo en chonta pero era muy dura. Luego los hizo en balso pero era muy blando y se descomponía rápido. Entonces, tomó barro y al ver que era fácil de moldear, fabricó millares de muñecos semejantes a él. Al día siguiente, su padre los convirtió en seres humanos.

En su universo, la cosmovisión de los Wounaan contempla cuatro mundos, los cuales están ordenados desde los niveles superiores donde permanecen sus dioses y llegan las almas de algunas personas, hasta los inferiores donde viven los Wounaan, los animales del monte y del agua, los árboles, las palmas y otras plantas silvestres, los cultivos, otras gentes y seres entre los que están diferentes espíritus.

En nuestra Colombia Artesanal seguiremos descubriendo la forma en la que los símbolos que contienen piezas como la barca de los espíritus, guardan mensajes, historias, mitos y costumbres que permanecen en el tiempo gracias a los oficios artesanales que con dedicación practican las comunidades del país.

 

Artesanías de Colombia

Contáctenos

Déjenos su opinión

En este espacio puede expresar su opinión con respecto a la publicación. Para realizar una consulta o pregunta específica, hemos dispuesto el servicio de contáctenos. Por favor utilice el botón, así su solicitud será atendida.

June 27, 2017 - Última actualización: June 23, 2017