Tomasa Padilla: tejiendo hilos de alegría desde el cielo - Artesanías de Colombia

Tomasa Padilla: tejiendo hilos de alegría desde el cielo

Por Sistema de Información para la Artesanía Siart, Maestros del Arte Popular Colombiano Thursday, June 9, 2016

Tomasa Padilla de Macías, una de nuestras maestras artesanas más queridas y destacadas por su trabajo y apoyo a las artesanas de Morroa, continuará tejiendo desde el cielo los hilos que siempre la acompañaron.

Maestra artesana Tomasa Padilla de Macías
Maestra artesana Tomasa Padilla de Macías - Imagen: Eric Bauer

Con la historia ‘“Tita cabecita blanca” o la alegría de vivir’ del libro Maestros del Arte Popular Colombiano, hacemos un homenaje a Tomasa Padilla de Macías, maestra artesana quien dedicó toda su vida a la tejeduría de hamacas y a transmitir sus saberes para mantener la tradición artesanal de Morroa - Sucre. Su compromiso y dedicación con el sector artesanal serán recordados por siempre.

“Tita cabecita blanca” o la alegría de vivir

La querida Tomasita siempre fue llamada “Tita cabecita blanca” por su cabello tan blanco como la nieve y rizado como el algodón encrespado. Tiene 91 años y está tan lúcida como una persona joven. Su solo nombre y su figura nos traen los recuerdos más felices de muchas historias en la vida de las artesanas tejedoras de hamacas de Morroa y de tantos otros artesanos del país. 

“Con Tita y Salvadora, su entrañable amiga ya ausente de este mundo, se entretejieron todas las ilusiones y los sueños de una mujer llena de juventud, de ímpetu y de emprendimiento total” Cecilia Duque Duque, directora del Museo de Artes y Tradiciones Populares en 1975 y más tarde directora de Artesanías de Colombia por espacio de 16 años hasta el 2006. Imposible escribir la historia de Tita sin escribir sobre la autora de este libro a quien hemos pedido que no nos exima de esta grata y noble tarea.

Tita resuena como un cántaro de risa y a sus noventa años transmite la alegría de vivir. Aprendió el oficio de tejer “hamaca chica” y la tradicional hamaca de lampazos a la edad de 15 años; no estudió en el colegio pero aprendió a devanar el hilo, a contar las hebras en la urdimbre hecha en telar vertical y a armarlas según los lampazos de 24, 29, 32 y 36.

Las hamacas siempre se tejían en franjas de tres o cuatro colores. Existía un solo vendedor de hilo en la región que lo acaparaba. Sin embargo, cuando llegó Cecilia Duque cambió el sistema de trabajo y la vida de las artesanas. Se creó la Cooperativa de Artesanas de la Hamaca de Morroa en convenio con la Fundación Interamericana y se abrió la Casa de la Hamaca en pleno corazón del pueblo.

Se trajeron los mejores hilos de Barranquilla y se quebró el monopolio del mercado de esta materia prima. Con la asesoría de expertas diseñadoras del Museo de Artes y Tradiciones Populares se tiñeron los hilos crudos de mil colores y con tintes y mordientes naturales.

Fue una época llena de colores deslumbrantes, de pasión y de amor por lo propio, por el rescate de la identidad y de la tradición, pero también de innovación y expansión de las fronteras con un producto renovado. Lo mismo ocurrió a lo largo y ancho del país.

Se rescató y renovó el arte popular en Colombia con sus más variadas expresiones, mediante planes, programas y proyectos gestados por la directora del Museo de Artes y Tradiciones Populares.

Para Tita la tradición de las hamacas debe continuar pero también debe seguir innovando. Su alegría y su sonrisa limpia y clara nos acompañarán por siempre entre los hilos de la vida y de la esperanza por un porvenir siempre mejor y su memoria quedará grabada entre las personas que con su trabajo y consagración lograron imprimir un sello y una identidad propia al trabajo de tantos artesanos y artífices de la cultura de nuestro país…

 

Fuente:
Libro “Grandes Maestros del Arte Popular Colombiano”. Segunda edición. Suramericana, Artesanías de Colombia y Cecilia Duque Duque. 2014. Páginas 274, 275, 276 y 277. 

Fotos: Eric Bauer

Contáctenos

Comentarios

Giovanna dice:

Jun/14/2016

Es grato ver el reconocimiento a las tejedoras de nuestro país. Es la primera vez que ingreso a la página de Artesanías de Colombia, sé que en el pasado, hace tal vez unos 5 o más años, busqué y abrí alguna dirección pero no recuerdo si fue la página web. Sé que es la primera vez que me encuentro con este tipo de notas sobre nuestras artesanas tejedoras y hago un urra por ello. Ya respecto a la nota, me atrevo a decir a manera de sugerencia que se extraña una referencia clara de fechas en las que ocurrieron los diferentes hechos, así como su relación al momento de vida que corresponden esos hechos respecto de la vida de Tita. La nota habla de una Tita de 91 años lúcida al tiempo que en el título menciona su partida de este mundo. ¿Tenía 91 años al morir? Así mismo, en qué año y por qué momento de vida de Tita sucede la llegada de Cecilia Duque que revoluciona de tal forma las cosas respecto del trabajo, los proveedores y la asociación? Como tejedora, deseosa de conocer más acerca de la historia y movimientos al rededor de la actividad del tejido en general, me parecería muy interesante encontrar esta información puntual y clara en la nota. No obstante, agradezco la información recibida y los datos allí expuestos.

Déjenos su opinión

En este espacio puede expresar su opinión con respecto a la publicación. Para realizar una consulta o pregunta específica, hemos dispuesto el servicio de contáctenos. Por favor utilice el botón, así su solicitud será atendida.

October 16, 2017 - Última actualización: October 14, 2017