El tallador de las alturas de Yumbo - Artesanías de Colombia

El tallador de las alturas de Yumbo

Por Laboratorio de Diseño e Innovación Valle del Cauca Thursday, June 2, 2016

Esta es la historia de Geovanni González, tallador de madera del municipio de Yumbo, Valle del Cauca, reconocido como el tallador de las alturas de Yumbo.

Artesano Geovanni González
Artesano Geovanni González - Imagen: Artesanías de Colombia

“Los árboles que se caen solos, yo los tomo y les vuelvo a dar vida”
Geovanni González 
A tan solo 20 minutos subiendo de Yumbo al corregimiento de Montañitas, en lo alto de la cima se encuentra el taller de Geovanni González, tallador de madera, oficio heredado de su padre Diego Fernando González, quien le enseñó el arte de manipular, no solo con formones y gubias tradicionales, sino que lo introdujo al uso de la motosierra. 
Una herramienta, que la manipula como si fuera un pincel sobre lienzo, una rústica máquina que convencionalmente se utiliza para cortar los troncos de los árboles; Geovanni en cambio, hace de ella su instrumento de creación, esa creación de figuras a escala real de humanos, animales y plantas, que dejan literalmente “la boca abierta” al verlo trabajar. 
El nivel de detalle, las expresiones de los rostros, su lenguaje propio hacen de él, un artesano que nos comparte esa sensibilidad por la naturaleza misma de las cosas, las bondades de la materia prima como es la madera y de lo ilimitado de la imaginación de la mente humana.
Así es que Geovanni expresa que su imaginación la tiene desde que tiene uso de razón “de sangre”, siempre le fue bien con el tema artístico “…cuando yo iba a la escuela, les caía bien a los profesores y me daban las tizas para que las esculpiera”, dice él. Ya luego fue su padre quien realmente le enseñó el trabajo en madera y la talla con motosierra, a tal punto de realizar juntos un caballo a escala real, como toda una escultura ecuestre, o personas en diferentes posiciones, oficios y personalidades.
Para realizar su trabajo Geovanni tiene dos alternativas para obtener su materia prima, compra los trozos de madera en las plantaciones de pino autorizadas en la zona, o se introduce en los bosques de las montañas de Yumbo y busca los troncos de los árboles caídos, en la mayoría referenciados por las personas que habitan el lugar. 
Para González es fundamental realizar un aprovechamiento coherente y sostenible de la materia prima, asegurando que no corta árboles de la zona. Para llevar los troncos a su taller, Geovanni en algunos casos, espera meses para recogerlos, aguardando el momento en que un cliente le solicite un trabajo especial que amerite, llevar la materia prima del monte y trasladarla a su casa, que bien pude ser de trozo a trozo, o el tronco completo, dependiendo de las dimensiones del árbol caído.
A partir de las características formales en que se encuentre el tronco Geovanni va desbastando el tallo del árbol y luego va esculpiendo con la motosierra la forma que quiere desarrollar, figuras en tercera dimensión en escala 1:1, bien sea de animales, personas, plantas o productos encargados por clientes, pero que llevan siempre su marca de creatividad en el tallado, creando la fusión de la transformación de la naturaleza del tronco a figuras de su propia imaginación que hacen de él, el tallador de las alturas de Yumbo.
Texto Laboratorio de Diseño e Innovación departamento Valle del Cauca

“Los árboles que se caen solos,
yo los tomo y les vuelvo a dar vida”
Geovanni González - Artesano

A tan solo 20 minutos subiendo de Yumbo al corregimiento de Montañitas, en lo alto de la cima se encuentra el taller de Geovanni González, tallador de madera, oficio heredado de su padre Diego Fernando González, quien le enseñó el arte de manipular, no solo con formones y gubias tradicionales, sino que lo introdujo al uso de la motosierra. 

Una herramienta, que la manipula como si fuera un pincel sobre lienzo, una rústica máquina que convencionalmente se utiliza para cortar los troncos de los árboles; Geovanni en cambio, hace de ella su instrumento de creación, esa creación de figuras a escala real de humanos, animales y plantas, que dejan literalmente “la boca abierta” al verlo trabajar. 

El nivel de detalle, las expresiones de los rostros, su lenguaje propio hacen de él, un artesano que nos comparte esa sensibilidad por la naturaleza misma de las cosas, las bondades de la materia prima como es la madera y de lo ilimitado de la imaginación de la mente humana.

Así es que Geovanni expresa que su imaginación la tiene desde que tiene uso de razón “de sangre”, siempre le fue bien con el tema artístico “…cuando yo iba a la escuela, les caía bien a los profesores y me daban las tizas para que las esculpiera”, dice él. Ya luego fue su padre quien realmente le enseñó el trabajo en madera y la talla con motosierra, a tal punto de realizar juntos un caballo a escala real, como toda una escultura ecuestre, o personas en diferentes posiciones, oficios y personalidades.

Para realizar su trabajo Geovanni tiene dos alternativas para obtener su materia prima, compra los trozos de madera en las plantaciones de pino autorizadas en la zona, o se introduce en los bosques de las montañas de Yumbo y busca los troncos de los árboles caídos, en la mayoría referenciados por las personas que habitan el lugar. 

Para González es fundamental realizar un aprovechamiento coherente y sostenible de la materia prima, asegurando que no corta árboles de la zona. Para llevar los troncos a su taller, Geovanni en algunos casos, espera meses para recogerlos, aguardando el momento en que un cliente le solicite un trabajo especial que amerite, llevar la materia prima del monte y trasladarla a su casa, que bien pude ser de trozo a trozo, o el tronco completo, dependiendo de las dimensiones del árbol caído.

A partir de las características formales en que se encuentre el tronco Geovanni va desbastando el tallo del árbol y luego va esculpiendo con la motosierra la forma que quiere desarrollar, figuras en tercera dimensión en escala 1:1, bien sea de animales, personas, plantas o productos encargados por clientes, pero que llevan siempre su marca de creatividad en el tallado, creando la fusión de la transformación de la naturaleza del tronco a figuras de su propia imaginación que hacen de él, el tallador de las alturas de Yumbo.

Texto Laboratorio de Diseño e Innovación departamento Valle del Cauca.

Contáctenos

December 13, 2017 - Última actualización: December 13, 2017