Una dulce y artesanal tradición - Artesanías de Colombia

Una dulce y artesanal tradición

Por Sistema de Información para la Artesanía Siart Friday, October 31, 2014

En el día de los niños, Artesanías de Colombia quiere exaltar la tradición que evocan los dulces y bocados típicos, elaborados en los diferentes rincones de nuestro país.

Manjar blanco
Manjar blanco - Imagen: Artesanías de Colombia

En el marco de una de las celebraciones más reconocidas a nivel mundial, el día de los niños, invitamos a todos, a que usando los más bellos y originales disfraces, adoptemos esta fecha y vivamos la tradición de una manera muy colombiana, regalando ante el canto de los niños, un delicioso dulce artesanal. 

La historia de los dulces y los bocados típicos en Colombia, es una historia familiar, basada en viejas recetas, secretos y una invaluable herencia, que ha sido transmitida de generación en generación. Pero además, es una historia que nace de esa única intuición de encontrar el punto exacto del almíbar o la inconfundible textura de un buen bocadillo.

En la extensa geografía colombiana, encontramos dulces, de todos los tamaños, colores, con todas las texturas y sabores. Recetas guardadas con recelo por sus creadores, sin siquiera ser conscientes de esto.

Es así como por ejemplo, no podríamos encontrar en ninguna otra parte del mundo un manjar blanco más rico que el del Valle del Cauca, un bocadillo más exquisito que el Veleño de Santander o unos turrones más sabrosos que los de Zipaquirá.

Hoy quisimos compartir a través de las recetas, un poco de estos bocados típicos de nuestra patria, haciendo una invitación a mantener vivas y apoyar a nuestros expertos artesanos:

“Alegrías de burro” (Crispeta con melao) - Bolívar

2 libras (1 kg) de millo
1 panela negra

Alegrias de Burro

Se remoja el millo y se escurre. Luego se cocina en poca agua hasta que se abra el grano. Aparte, se prepara un melado con panela y poca agua y se baña con él el millo. Con las manos húmedas se forman bolas que se dejan secar.

“Alfandoques” (un tipo de cocada) - Caldas

2 panelas negras
1 taza de agua
½ taza de coco rallado en grueso

Se pone el rallado de coco en una bandeja enmantequillada y se lleva al horno caliente hasta que dore un poco. Las panelas partidas y el agua se cocinan a fuego medio hasta obtener un melado grueso. (La fórmula antigua de reconocer el punto es esta: se saca con una cucharita un poco de melado y se deja chorrear sobre agua fría, entonces este debe entiesarse y quebrarse al presionarlo con los dedos).

Luego, se le agrega el coco y se vierte en una lata bajita enmatequillada y se deja enfriar un poco. Aún caliente, pero ya manejable con las manos, se recoge y se cuelga de una horqueta de madera pelada y se empieza a estirar con las manos y los brazos por varias horas hasta que blanquee completamente. Se estira delgado con unas tijeras se cortan porciones como palitos que se dejan secar. Antes de cortarlos se pueden teñir con colores vegetales.

Arequipe - Caldas

3 litro de leche
2 libras de azúcar
1 pinzada de sal
½ cucharadita de bicarbonato
1 astilla de canela

Arequipe

Se ponen todos los ingredientes en una paila, preferiblemente de cobre, y se deja hervir a fuego lento, sin necesidad de revolver, hasta que se vea espeso. Entonces se bate con una cuchara grande de madera, y cuando empiece a verse el fondo de la paila se retira del fuego y se vierte en otro recipiente cualquiera.

Bocadillo veleño - Velez, Santander

Es el “rey” de los dulces santandereanos, y el más tradicional y representativo de la dulcería de esta región del país. La materia prima con la que se elabora se deriva de la guayaba, fruta que abunda en el municipio de Vélez, del cual toma su nombre. Esta se mezcla con jugo de naranja, y panela o azúcar. 

Bocadillo Veleño

La producción del bocadillo Veleño tradicional es un proceso artesanal y familiar en el cual, además de la fabricación propiamente del bocadillo, también se confeccionaba un original embalaje hecho de hoja de plátano seca o capacho de maíz.

E bocadillo Veleño se fabrica en otras partes del país… pero su auténtico sabor es difícil de imitar.

Cocadas - Buenaventura, Valle

2 cocos rallados
el agua de los 2 cocos
750 gr de azúcar
4 clavos de olor molidos
1 limón

Cocadas

Cocinar el coco rallado en su propia agua a fuego medio con 250 gr de azúcar y los clavos. Cuando el almíbar comience a espesar, agregar el resto del azúcar y el jugo de limón, revolver con cuchara de palo hasta que la mezcla oscurezca y espese. Con una cuchara sacar porciones pequeñas, poner sobre una bandeja humedecida y dejar enfriar. El color de las cocadas varía según se deje quemar el almíbar.

Gelatina negra (gelatina de pata) - Caldas

8 litros de agua
1 pata de res pelada y picada en trozos
2 libras (1 kg) de panela
4 limones (jugo)
2 cucharaditas de canela
4 clavos de olor

Gelatina de Pata

Se pone a cocinar la pata en el agua, por 8 horas, hasta que la carne se desprenda del hueso, se deja reposar, se le saca el aceite que se forma. Se cuela y se deja enfriar. La gelatina que resulta se muele dos veces y se cocina con la panela, el jugo de limón, los clavos y la canela. Se pone en moldes, se deja enfriar y una vez cuajada se corta en porciones. (Para dejarla blanca se hace igual, sólo se le debe añadir más panela y después se cuelga y se golpea, tirando y recogiendo hasta que se blanquee)

Macetas de San Antonio - Cali, Valle del Cauca

En casi todas las poblaciones del Valle del Cauca los días domingos y festivos, aparecían religiosamente en los parques y atrios de las iglesias, unos “conspicuos personajes” a quienes los niños rodeaban, debido a las maravillas que cargaban en sus manos. 

Dichos personajes eran simplemente los vendedores de macetas, quienes para la imaginación infantil, constituían una especie de “tótem con pirulís y ringletes”. Se trataba de unos armatostes, producto del más sencillo y práctico ingenio popular aplicado a la exhibición de aquello que más encanta a los niños… ¡los dulces! 

Macetas de San Antonio

Estas están construidas en palos de maguey secos a los cuales se les perforan numerosos orificios, para prender de ellos pequeños espartillos de caña, los que en uno de sus extremos mostraban la silueta acaramelada de un caballo, un perrito, un patico o una flor. Pero no eran sólo los dulces el motivo de atracción infantil, pues la maceta se adornaba con múltiples y cromáticas cintas de papel y se remataba en su tope con un abanico de ringletes que giraban permanentemente para la fantasía infantil, impulsados por la magia del sabor.

Manjar blanco - Valle

¼ de taza de arroz
6 litros de leche
2 kg de azúcar
sal
150 gr de uvas pasas
3 brevas caladas y cortadas en cascos

Manjar Blanco

Remojar el arroz durante 2 días. Escurrirlo, molerlo y disolverlo en la leche, agregar el azúcar y la sal. Poner a cocinar a fuego alto, revolver con un mecedor constantemente hasta que se vea el fondo de la paila, agregar las uvas pasas y retirar del fuego. Echar en recipientes individuales y adornar por encima con los cascos de breva.

Merengues 

8 claras de huevo
1 pizca de crémor de tártaro
gotas de juego de limón
300 gr de azúcar
½ cucharadita de vainilla o esencia de anís

Merengues

Batir las claras a punto de nieve con el crémor tártaro. Agregar las gotas de jugo de limón y al tiempo que se bate añadir lentamente el azúcar. Cuando las claras estén firmes añadir la vainilla o el anís.

Sacar cucharaditas del batido sobre una lata engrasada y llevar al horno precalentado a 350° F durante 10 minutos. Apagar el horno y esperar un largo rato antes de sacar los merengues para que no se bajen y tuesten por fuera. Puede usarse una manga de pastelería para obtener merengues de diferentes formas.

Adopta como propia la celebración del día de los niños, comparte con ellos, no solo la alegría de esta fecha especial, sino además, un poco de tradición, que hará que de hoy en adelante las nuevas generaciones, disfruten esta fecha cargadas de sabor 100% colombiano. 

 

Fuentes:
- Lo dulce de Colombia (Revista Avianca), Ariadna.
- Ganadores Provócate de Cundinamarca 2007 – 2008. Cámara de Comercio de Bogotá; Sena.
- El sabor de Colombia. Antonio Montaña. Villegas Editores. 2006

Contáctenos

Comentarios

rodrigo zapata dice:

Apr/07/2016

muy buenas noches me gustaria saber si a qui en Bogotá hay un sitio donde pueda conseguir todas estas delicias necesito hacer una compra para un regalo le agradezco su colaboración

Claire dice:

Nov/25/2014

Buenas tardes, Muy interesante el arti#���# y que bueno que Artesanías de Colombia este apoyando los dulces típicos del país. Sobre el Bocadillo Veleño, nunca ha sido una mezcla con jugo de naranja. Y el empaque si que es muy típico, pero hecho de hoja de Bijao, y no de plátano o maíz. Finalmente, el bocadillo veleño, como su nombre lo indica, se hace en la provincia de Vélez, por lo cual no se hace en otras partes del país... Se imita y se trata de copiar, pero por sus características, no se podrá replicar!

George Quintero dice:

Nov/01/2014

Interesado en importar original Bocadillo Veleño. Debe ser fabricado en Velez, Santander, Ofrecen el producto Certificado ? Gracias

Déjenos su opinión

En este espacio puede expresar su opinión con respecto a la publicación. Para realizar una consulta o pregunta específica, hemos dispuesto el servicio de contáctenos. Por favor utilice el botón, así su solicitud será atendida.

June 26, 2017 - Última actualización: June 23, 2017